Noticias

Graduados FIUFASTA: Ing. Ambiental Victoria Vargas

13 May , 2022  

El pasado 10 de mayo la estudiante de Ing. Ambiental Victoria Vargas, presentó su Proyecto Final de graduación sobre cultivos hidropónicos en la Escuela de Educación Secundaria Agraria Nº 1 “Nicolas Repetto” de Laguna de los Padres, donde estuvo orientado su trabajo. Te invitamos a conocerla y a aprender más acerca de su experiencia como estudiante de la FI y acerca de la elección de su carrera.

 

¿Cómo surgió tu interés o por qué elegiste estudiar Ingeniería Ambiental?

Cuando estaba cursando la secundaria me interesé por la carrera de Geología, desconocía la existencia de Ingeniería Ambiental. Por una complicación familiar, me resultaba difícil irme a estudiar a otra ciudad y una prima me comentó acerca de una chica que era una ingeniera ambiental y lo que hacía. Entonces, me planteó por qué no averiguaba acerca de esta posibilidad, porque a mí siempre me gustó ese estilo de carrera. Empecé a investigar y así aprendí que FASTA la dictaban. Fui a averiguar a la oficina de informes y me pareció interesante la propuesta. Me gustó la mayoría de las cosas que tenía y lo que más me interesó fue la salida laboral. Creí que, de esta manera, siendo Ingeniera Ambiental, podría ayudar mejor y más al planeta, que es mi sueño.

 

¿Siempre estuviste orientada a las ciencias naturales?

Sí, no tuve la oportunidad de ir a un colegio con Ciencias Naturales porque donde yo curcé no existía esa orientación, pero siempre me volqué por el lado de la naturaleza, la biología, ese tipo de estudios.

 

¿Cómo te resultó la cursada de la carrera?

Durante los primeros tres años es bastante dura porque tenés asignaturas difíciles: análisis matemático, álgebra, materias que uno no entiende al principio por qué debe cursarlas pero que, con el pasar del tiempo, te das cuenta que hacen que tu mente se abra, se expanda.Y cuando llegas a analizar problemas ambientales, son mucho más fáciles de resolver. A partir de tercer año, son fascinantes, aprendés muchísimo y aparte lo bueno es que como somos pocos, la dedicación que el profesor le da a las clases  es más personalizada. Asimismo, la relación que tienen con nosotros es más personal.

 

¿Hay algún tema que te interese más?

A mí me pasó que llegué a cuarto con un pánico terrible y sin tener idea de que iba a ser de mi vida. Y seguramente a la mayoría de los chicos les pasa. A mí me gusta todo: desde residuos hasta energías, recursos naturales, reservas. Pero, lo que más me marcó fue la materia de Ecología, su mirada. Y la profesora de dicha materia, la Dra. Silvia De Marco, se convirtió en mi Directora de Tesis. Y me hizo preguntarme que es lo que más me gustaba de Mar del Plata y le respondí que mi cable a tierra era la Laguna de los Padres. Así surgió el plan de hacer algo sobre ese tema, que pueda ayudar. En verdad fue una congregación de varias ideas, ya que Silvia es una experta en esa temática.

 

¿Sobre que trató tu proyecto final?

Mi proyecto final trata de un cultivo hidropónico que es un cultivo sin suelo. Los cultivos hidropónicos utilizan una solución nutritiva que, en este caso, sería el agua de la laguna. Para calcular toda la parte de la metodología necesitaba conocer a la escuela en donde se podría ubicar el cultivo en un futuro, cuando se hiciera de modo práctico, y así hicimos contacto con la institución. Luego, me propusieron hacer una presentación para hablar con los chicos y directivos de la Escuela de Educación Secundaria Agraria Nº 1 “Nicolas Repetto”. Fue muy emocionante, muy lindo.

 

¿Qué mensaje le darías a los estudiantes de nivel secundario que están pensando en estudiar esta carrera?

Básicamente, que cada carrera es difícil, que cada carrera tiene cosas que no te gustan y cosas que te van a fascinar, porque es así. Lo que tiene Ingeniería Ambiental es que podés dedicarte a lo que vos quieras, porque no necesitás orientarte solamente a un ámbito y, aparte, estás ayudando de una manera muy importante a este planeta, a esta tierra que necesita bastante ayuda y así podemos así dar un mensaje. Habitamos en un planeta donde no solamente vivimos nosotros. Y al afectar algo tan pequeño, logramos un fuerte efecto en cadena. La ingeniería puede ayudar a solucionar tales problemas. Yo siempre digo que seríamos como doctores de la Tierra. Es una carrera sumamente linda y sumamente difícil porque, si bien no es fácil, no se van a arrepentir si la eligen. Yo no me arrepiento y dudaba muchísimo.

 

¿Y qué les dirían a tus compañeros que están finalizando la carrera?

Que estén tranquilos, que busquen asesoría de profesores y de gente con más experiencia, porque muchas veces uno se siente solo pero, en mi caso, gracias a la sugerencia de la profesora de proyecto final, encontré mi orientación. Me abrió un panorama súper grande y estoy haciendo algo que me encanta.

, ,

By