Noticias

La Ing. Claudia Baltar participó del panel “¿Es posible una Mar del Plata Sustentable?”

7 Nov , 2019  

¿Es posible una Mar del Plata Sustentable? es la pregunta que quedó sobrevolando la sala al concluir  el “Diálogo sobre Mar del Plata Sustentable”, evento organizado por el CONICET y la Universidad Nacional de Mar del Plata. El panel formado por María Laura Zulaica, investigadora adjunta del CONICET;  Claudia Baltar, ingeniera especialista en gestión de residuos; Juan Pablo Busalmen, investigador principal del CONICET enfocado en recursos naturales; Dante Galván, ingeniero especialista en movilidad y tránsito; y Maria Soledad Urrutia, coordinadora de la iniciativa Mar del Plata Entre Todos compartió con un auditorio de más de 200 personas las posibilidades de que Mar del Plata se convierta en una ciudad sustentable y los desafíos para alcanzarlo.

Juan Pablo Busalmen, investigador principal del CONICET, dio inicio al panel con una definición propia de la sustentabilidad: “Me gusta pensar la sustentabilidad a través de mi trabajo en el laboratorio, donde cultivamos bacterias. Para que éstas crezcan se utilizan unas botellas a las que se les agrega un caldo de cultivo con todos los nutrientes necesarios para que ellas se reproduzcan. Al cabo de unos días la botella está llena de bacterias, pero los nutrientes y el espacio se van agotando, y nuestro planeta Tierra a veces se parece a esa botellita de bacterias”.

Académicamente hablando, un sistema, una ciudad por ejemplo, se define sustentable cuando puede “satisfacer las necesidades de generaciones actuales sin comprometer los recursos y oportunidades de desarrollo de las generaciones futuras”, así es que deben tenerse en cuenta otros factores además de los ecológicos como los que experimentan las bacterias “embotelladas”.

Laura Zulaica, investigadora adjunta del CONICET, amplió esta definición agregando características ecológicas, sociales, políticas y económicas que garantiza la sustentabilidad: “una ciudad sustentable debe permitir alcanzar una alta calidad de vida para sus habitantes, que minimiza el impacto sobre el medio natural y sus recursos, que tiene una capacidad administrativa para alcanzar el desarrollo económico, manteniendo las funciones urbanas y que garantiza la participación ciudadana”. Ésta es una definición teórica, muy difícil de alcanzar, sin embargo los especialistas centran sus esfuerzos en la evaluación de los sistemas y el análisis de cuánto se alejan de este ideal para buscar maneras de acercarse a él.

Pero, para llegar a ser una ciudad sustentable, o al menos acercarnos lo más posible, es necesario tener información. Maria Soledad Urrutia, coordinadora de la iniciativa Mar del Plata Entre Todos, explicó: “Para saber en qué estado está el planeta, o nuestra ciudad, hay que hacer diagnósticos, y tener datos que nos permitan conocer cómo están los ambientes, para poder así ver qué ciudad tenemos para pensar que ciudad queremos”.

La sustentabilidad de una ciudad se mide en múltiples indicadores. En Mar del Plata se encuentran buenos indicadores para algunas características pero no tan buenos para otras. A propósito de esto Galván, especificó que: “Ahí es donde está la clave, no se puede ser sustentable en todo, hay indicadores en los que estaremos mejor que en otros”. El especialista en movilidad urbana se refirió a la construcción de ciudades con las personas como protagonistas y no los automóviles, de estructuras descentralizadas que promuevan la multiplicidad de medios para el transporte, y cuyas distancias no sean excesivas. Y concluyó: “el transporte sustentable es aquel que no se utiliza”.

Para lograr la sustentabilidad hay que considerar que hay condiciones determinantes de la misma, no existe un modelo único desarrollado en un país que se aplique en otras partes y funcione. Al respecto Claudia Baltar, especialista en gestión de residuos, agregó: “Uno de los principales enemigos de la sustentabilidad es la pobreza, aquellas personas que están en situación de vulnerabilidad no pueden optar por elegir servicios de manera sustentable porque no tienen la posibilidad de acceso a ellos, esto conspira contra la sustentabilidad. Así, para los países Latinoamericanos, principalmente es un tema de difícil abordaje cuando hay necesidades básicas insatisfechas”.

Finalmente, todos los especialistas coincidieron en que pensar una ciudad sustentable es un faro hacia el que debemos ir a través de la construcción colectiva con personas involucradas para que todo funcione y así poder utilizar los recursos que tenemos disponibles de una manera que nos permita perdurar, y evitar tener el mismo destino que las bacterias en la botella.

Todos los encuentros se realizaron en el Nivel Cines del Shopping Los Gallegos de la ciudad de Mar del Plata. Ante al éxito en la convocatoria del Ciclo de Charlas y la respuesta del público frente a las temáticas planteadas desde CONICET Mar del Plata  se planea realizar una tercera edición en 2020 con nuevos temas de interés y contar con el acompañamiento de la comunidad.

FUENTE: CONICET

, , , ,

By



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *