Pablo Falcone y el periodismo actual: “Aunque las cosas cambien, siempre hay que hacer periodismo”

Por Mora Celsi

El periodismo es una profesión que se encuentra en constante cambio, se transforma y adapta a los nuevos formatos que brinda la digitalización. Sin embargo, si hay algo que no cambia es el rol que cumple el periodista en nuestra sociedad:

Es muy básico pero real, nuestro rol es mantener a la gente informada, con la mayor objetividad posible. Tenemos que salir de las grietas, las dicotomías e informar a la gente con la mayor honestidad. Ese es nuestro rol” afirmó Pablo Falcone, Jefe de Redacción del diario LA CAPITAL.

Falcone incursionó en el campo del derecho cursando la carrera en la Universidad Nacional de Mar del Plata durante dos años, hasta decidir finalmente que debía apostar por su verdadera pasión: el periodismo. Por consiguiente estudió Periodismo Deportivo en el Instituto Superior DeporTEA y desde entonces se dedicó principalmente a la redacción, un proceso que le resulta apasionante.

Pablo contó que si bien dejó el Derecho, lo reconectó de manera lateral a su profesión a la hora de hacer notas policiales, por ejemplo, volviendo al Código Penal para informar con precisión. De esta manera mencionó que un buen periodista debe leer siempre. “Hoy parece que está fuera de moda leer, parece que es todo más rápido, todo tiene que ser en diez segundos, tenés que contar rápido la historia. Pero hay que leer de todo.”

De todas formas, Pablo remarcó que no se enoja con la realidad. “Entiendo que los tiempos cambian”. El periodismo siempre va mutando y hace unos años atrás, por ejemplo, había que tener visitas lo más rápido posible, pero ahora también es muy importante contar historias largas, profundas, lograr que la gente se enganche. “Ya la tiranía del click pasó un poco y ahora es más importante la permanencia en la noticia», explicó Falcone.

Para que la gente se quede dentro de una noticia hay que darle contenido interesante. “Te ayuda a ver que no todo está perdido, el periodismo siempre está ahí. Aunque cambie, en el fondo siempre hay que hacer periodismo”, afirma Pablo.

En el caso de LA CAPITAL, el papel y lo digital conviven plenamente porque deben hacer una edición en papel todos los días, y tienen que buscarle la vuelta para que el contenido sea distinto, más profundo. Es cierto que el plano digital cada vez se instala más y la gente consume cada vez más medios digitales que papel pero para ellos la dinámica de trabajo se mantiene con el papel también.

“En este momento… ya son las ocho, estamos mandando las páginas de distintas secciones para el diario en papel. Por otro lado, en la web estamos por publicar una nota con Palermo contando los motivos de su renuncia, y en un rato va a salir el parte de Coronavirus que publicamos como un servicio todas las noches. Así la redacción está dividida en dos: la parte que está trabajando en el papel y la parte que está más focalizada en lo del momento, lo digital”, relató refiriéndose a los contenidos publicados en el diario La Capital el martes 31 de mayo.

“Nosotros tenemos la obligación de leer de todo. No solamente tenemos que saber escribir, hablar o grabar sino tenemos que tener contenido también.”

A la hora de evaluar qué opina el público acerca de la profesión del periodista, sostiene que en líneas generales le cuesta hacer un balance muy global. “Supongo que hay gente que está desilusionada, supongo que hay gente que sigue confiando como el único eslabón para enterarse de las cosas. Nuestro país está muy atravesado por las dicotomías, las grietas. Entonces, tal vez un periodista que no piense como su televidente o lector es catalogado como mal periodista. Hay gente que ha dejado de creer y gente que sigue confiando, muy a tono con lo que está pasando el país”, sostiene Falcone.

“Más allá de cómo nos ve la gente, tenemos que salir de las grietas, las dicotomías e informar con la mayor honestidad. Ese es nuestro rol.”