IMG_3466

En el marco de las celebraciones por el 25º Aniversario de la Universidad FASTA,  el pasado lunes 8 de mayo, el Cardenal Laurent Monsengwo Pasinya fue investido Doctor Honoris Causa de la Universidad. En dicho acto pronunció su lección magistral: “La Iglesia-familia en África al servicio de la reconciliación y de la estabilidad duradera”.

La Universidad FASTA decidió dar esta mención honorable al arzobispo de Kinshasa (República Democrática del Congo) y miembro del Consejo de Cardenales que colaboran con el Papa Francisco en la reforma y en el gobierno de la Curia romana por sus méritos personales, por sus aportes doctrinales y ejemplar testimonio de vida cristiana, al servicio del bien común y del prójimo.

En una celebración que contó con la presencia especial del Cardenal Laurent Monsengwo Pasinya, Arzobispo de Kinshasa (República Democrática del Congo)a quien se homenajeó; del Mons. Donatien Bafuidinsoni, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Kinshasa; el encargado de negocios de la Embajada de la República Democrática del Congo en Argentina, Yemba Lohaka; el Secretario y Canciller de la Arquidiócesis de Kinshasa, Pbro. Ghislain Kapia Izuo; el encargado de Protocolo de la Arquidiócesis de Kinshasa, Pbro. Yves Koko Bolinda; el encargado de FASTA en Kinshasa, Pbro. Maurice Matata Kibanda; el Fundador y Presidente de FASTA, y Gran Canciller de la Universidad FASTA, Padre Dr. Aníbal E. Fosbery; el Director Nacional de Culto Católico del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Dr. Luis Saguier Fonrouge; el vicario general Padre Gabriel Mestre, en representación del Obispo diocesano, Mons. Antonio Marino; los asesores del Padre Fundador y Presidente de FASTA, Dr. Diego Brage y la Sra. Anetka de la Lastra; el Pbro. Pablo Etchepareborda, Presidente de la JUREC y el Pbro. Oscar Enrique Maipah; miembros del Consejo Superior y autoridades de la Universidad FASTA y del Colegio FASTA San Vicente de Paúl; miembros del Directorio Jurisdiccional y demás miembros de la comunidad del Movimiento de FASTA Mar del Plata.

Luego de entonarse las estrofas del himno nacional argentino y del himno nacional del Congo, tuvo lugar la bienvenida al homenajeado, a cargo del Vicerrector de Formación de la Universidad, Pbro. Dr. Alejandro Ramos  y la presentación del Doctorando, frente al claustro académico.

Luego, la Esp. Marcela Giaccaglia, Secretaria General de la UFASTA, leyó la resolución del rectorado que confiere el título de Doctorado Honoris Causa, y fue el Padre Aníbal E. Fosbery y el Rector Juan Carlos Mena quienes realizaron la entrega de la beca académica, medalla y diploma al arzobispo de Kinshasa.

Por su parte Pasinya se mostró muy emocionado y agradecido por el recibimiento de tal distinción.

“Me gustaría antes que nada cumplir con el deber protocolar, el de agradecerle a la Universidad FASTA por haberme honrado con el prestigioso título del Doctor Honoris Causa, luego expreso mis profundos agradecimientos al Padre Fundador Aníbal Fosbery  y junto con él la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino por su noble consideración en mi persona y finalmente les agradezco a las autoridades políticas, civiles, religiosas como académicas por su fuerte presencia en esta ceremonia”.

A continuación comenzó con su lección magistral: “La Iglesia-familia en África al servicio de la reconciliación y de la estabilidad duradera”.

En ella se refirió al concepto de « Iglesia-familia de Dios » expresión que hace mención a “la Iglesia-Familia no como calcomanía de la familia africana con sus insuficiencias y sus defectos, sino que ella es la familia de Dios, imagen más apropiada para designar la naturaleza de la Iglesia para África”.

En líneas generales, expuso los problemas sociopolíticos de África, examinó el tema de la reconciliación y propuso algunos desafíos posibles para el continente africano tendientes a una seguridad estable y duradera.  “África aparece en gran título hoy como un continente sumergido de problemas de todo tipo”. Y enumeró en consecuencia algunos acontecimientos que han contribuido a incrementar los problemas en África tales como la esclavitud, la colonización y la descolonización, los regímenes políticos híbridos con sistema de únicos partidos políticos, la globalización y el terrorismo. No obstante, insistió en abandonar una visión del África en función de los demás por una visión del África en función de sí mismo. “Tenemos que construir un África de la dignidad humana fundada sobre un sistema democrático de gobierno. El futuro de África en desarrollo reposa primeramente sobre la promoción de recursos humanos, especialmente caracterizado por la formación y la educación, y luego sobre a transformación de recursos materiales en vista de un desarrollo integral y solidario de pueblos del continente. El África del desarrollo, continente de recursos, es el hombre, de allí el lugar y la importancia de la reconciliación para un continente estable”.

“La Iglesia-Familia de Dios en África está convencida de que la reconciliación, la paz y la estabilidad siguen siendo las preocupaciones importantes para un África que anhela que su voz sea escuchada en el concierto de las naciones” y consciente de su rol esta Iglesia-familia “trabaja eficazmente para construir un África reconciliado por medios de la verdad, de la justicia, de la paz y del amor”.

Y concluyó elevando su plegaria: “O Iglesia-Familia en África sostenga y lleve tu continente que le Papa Benedicto ha calificado de pulmón espiritual de la humanidad. Que se levante, tome su lecho y se ponga en marcha”.

Antes de finalizar el acto académico, el Director Nacional de Culto Católico, Dr. Luis Saguier Fonrouge declaró de interés la distinción otorgada al Cardenal en el grado académico de Doctor Honoris Causa de la UFASTA. y el Padre Fosbery agradeció la visita del Cardenal, expresándole en sus palabras de cierre del acto la total predisposición de FASTA para colaborar en el continente africano.
Director de Culto declarando de interés el Doctorado Honoris Causa de la UFASTA al Cardenal

 

_____________________

Laurent Monsengwo Pasinya nació en 1939 en Mongobele, provincia del Congo Belga -ahora la República Democrática del Congo- y pertenece a una de las familias reales de Basakata. Su segundo nombre, Monsengwo, significa “sobrino del jefe tradicional”.

A los 24 años fue ordenado sacerdote en Roma. Después de la ordenación, realizó su trabajo pastoral y se desempeñó como miembro del profesorado de la Facultad de Teología de Kinshasa durante varios años. Desde 1976 hasta 1980 ocupó el rol de secretario general de la Conferencia Episcopal del Congo.

Cuando el dictador Mobutu Sese Seko estaba perdiendo el control del poder a mediados de la década de 1990, el país necesitaba de alguien con una integridad intachable para manejar la transición. Mons. Monsengwo Pasinya, fue designado como presidente de la Conferencia Nacional Soberana en 1991, presidente del Consejo Superior de la República en 1992 y representante de un Parlamento de transición en 1994.

En 2007 fue trasladado a la sede metropolitana de Kinshasa por el papa Benedicto XVI y en 2010 el mismo Papa lo nombró cardenal de Santa María Regina Pacis en Ostia Mare.

El 13 de abril de 2013 el Papa Francisco lo designa en el grupo de ocho obispos de los diversos  continentes, a cargo de apoyo en la reforma de la Curia Romana y de la revisión de la Constitución Apostólica Pastor Bonus. Este grupo fue luego extendido a 9 miembros y se lo conoce como el C9.

En tanto, el 9 de septiembre de 2014 fue nombrado por el Papa Francisco, padre sinodal para la III reunión general extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la familia.