El Dr. George Weigel, reconocido teólogo católico norteamericano y uno de los principales intelectuales de Estados Unidos, fue investido en la tarde de ayer Doctor Honoris Causa de la Universidad FASTA. Este grado académico le fue conferido en reconocimiento a sus relevantes méritos académicos, doctrinales y espirituales al servicio del prójimo y por su ejemplar  testimonio de vida cristiana.

 

El acto tuvo lugar en el Salón Islas Malvinas de la Universidad, donde estuvieron presentes representantes de distintas Instituciones y Fuerzas de la ciudad, miembros del Consejo Superior de la UFASTA, profesores y alumnos.

“Los motivos del doctorado honoris causa no se fundan solamente en sus sobrados méritos académicos, sino en la valentía de su testimonio radical como hombre de pensamiento al servicio de la Iglesia”, expresó en la presentación del acto, Juan Carlos Mena, Rector de la Universidad.

Tras las palabras de la Secretaria General de la UFASTA, Marcela Grela de Giacaglia, quien leyó la Resolución del Rectorado para conferir este grado de reconocimiento, el Dr. Weigel recibió la imposición de la beca académica, la medalla y el diploma correspondiente a la envestidura Doctor Honoris Causa, por parte del mismo Rector y el Presidente de FASTA Fray Dr. Aníbal Ernesto Fosbery.

 

“Permítanme comenzar agradeciendo desde mi corazón por el honor que me han dado esta noche”, expresó Weigel y de este modo comenzó con su lección magistral titulada La Universidad Católica en el Siglo XXI, mencionando la labor de Juan Pablo II por la Educación Superior, la crisis de la vida cultural y moral y el camino a seguir por las universidades católicas.

 

“Le agradezco mucho en nombre de la Universidad, espero que nosotros asumamos este desafío, vamos a seguir profundizando para que en definitiva nuestra universidad también sea testigo de que no se puede llevar adelante una libertad sin verdad y no se puede proclamar una justicia sin libertad”, finalizó así la ceremonia el Padre Fosbery.