Artículos

Hacia un futuro saludable y sostenible para el periodismo

9 Nov , 2019  

Por: Richard Gingras, Vicepresidente, Google News

Nuestros comportamientos de acceso a la información han cambiado. Vamos a diferentes fuentes, diferentes sitios web, diferentes negocios. No es sorpresa que el dinero para publicidad se moviera junto con esos comportamientos.

Esto no ha sido bueno para los modelos de negocio de los periódicos. A medida que el comportamiento del consumidor cambió, el modelo de negocio se volvió menos efectivo. Los ingresos publicitarios generados por los clasificados, los anuncios de películas, los anuncios de los supermercados ya no son lo que eran antes. Y fueron esos ingresos los que subsidiaron de manera cruzada al periodismo serio. Las noticias difíciles en los periódicos de interés general nunca han sido un gran atractivo para los anunciantes.

¿Cómo pueden los editores fomentar esas relaciones a través de un nuevo compromiso, a través de una cobertura profunda y significativa, en un mundo donde es probable que la generación millennial haga lo que muchas generaciones han hecho: desarrollar una afinidad con las nuevas fuentes de noticias?

¿Cómo impactan los medios de comunicación las vidas de los lectores de manera positiva?

¿Cómo construyen las editoriales de hoy en día estas relaciones con personas que no han crecido suscribiéndose a periódicos (y mucho menos recibiendo diarios físicos)?

Este es nuestro contexto para los medios de comunicación de hoy. Estos son los desafíos y oportunidades que los periodistas, editores y compañías tecnológicas como Google enfrentan para colaborar hacia un futuro exitoso.

Google se ha comprometido de muchas maneras para encontrar y dar soporte a las soluciones. Continuamos aprendiendo y evolucionando nuestros enfoques. No veo otro camino.

Google apoya a editores y periodistas ayudando a las personas a encontrar su trabajo periodístico y dirigiéndolas directamente a sus sitios. Actualmente enviamos más de 24 mil millones de visitas cada mes a los sitios de noticias.

Este tráfico ha permitido que muchos editores más pequeños o emergentes sean descubiertos, desarrollen un negocio y encuentren el éxito en línea. Ha permitido a los editores de antaño expandir sus audiencias mucho más allá del alcance de su distribución impresa. Se están consumiendo más noticias que nunca, a lo largo del día, de formas nuevas y diferentes, y desde una combinación de fuentes antiguas y nuevas.

Cuando estuve en Cartagena tuve conversaciones con editores de toda la región, desde México hasta Argentina. En todos los casos, los editores estaban tan ansiosos por trabajar de manera más estrecha con Google, como nosotros dispuestos a trabajar con ellos.

Consideren nuestros esfuerzos relacionados a los ingresos por parte del lector mediante herramientas de suscripción. Esa fue una colaboración desde el inicio, que involucró a editores de todo el mundo. El resultado fue la creación de un conjunto de herramientas que los editores pueden usar a su elección para aumentar los ingresos por suscripción.

La relación comercial con Suscríbete con Google es poderosa y única. El 95% de los ingresos generados a través de nuestras herramientas de suscripción van al editor, junto con la información del cliente necesaria para aumentar el compromiso. Está disponible para todos los editores, grandes y pequeños, tradicionales y digitales.

Tengan en cuenta que esto es en comparación con otros jugadores con los que el reparto de ingresos es del 50% y el nombre de su consumidor es desconocido para ustedes.

Estamos viendo un crecimiento prometedor en los ingresos a partir de lectores en América Latina. La Nación en Argentina reveló que ha alcanzado los 250.000 suscriptores digitales, y los periódicos brasileños como O Globo y Estadao han experimentado un tremendo crecimiento, aumentando las suscripciones digitales durante el año pasado en un 74% y 56% respectivamente.

Nuestra Google News Initiative está invirtiendo USD $300 millones para ayudar a los editores de noticias de todo el mundo a desarrollar nuevos productos y modelos de negocio que se ajusten al mercado editorial que ha hecho posible la Internet.

Un nuevo mercado existe para la programación de audio, que está siendo habilitado mediante altavoces inteligentes y teléfonos inteligentes, desde informes de noticias hasta podcasts de todas las variedades. El New York Times ve este entorno como uno en el que son el disruptor, no el disrumpido. Su podcast, The Daily, ahora llega a más de dos millones de oyentes diarios. Estamos en las primeras etapas, pero Google está haciendo grandes inversiones con los editores de noticias para desarrollar este nuevo y poderoso mercado para la palabra hablada.

Google también está haciendo grandes inversiones en herramientas para los periodistas en sus salas de redacción. Estamos aplicando nuestras habilidades con el aprendizaje automático para proporcionar herramientas gratuitas que pueden dar a los periodistas el poder que necesitan para hacer su trabajo en este mundo digital, y reducir parte del trabajo pesado a lo largo del camino. Hablo de herramientas como Backlight, que ya estamos probando con muchos de ustedes, que permite a los periodistas analizar más fácilmente colecciones masivas de documentos, o herramientas que pueden convertir un conjunto de violaciones de códigos de restaurantes en una hoja de cálculo.

Google ha estado a la vanguardia de la evolución de las organizaciones de verificación de hechos en todo el mundo. Hemos apoyado con entusiasmo esfuerzos como Trust Project y otras iniciativas en todo el mundo para ayudar a las organizaciones periodísticas a ganar la credibilidad que se merecen al destacarse en la vorágine de la expresión que cada uno de nosotros enfrenta.

Y con proyectos como Data Commons, estamos trabajando para que sea más fácil dar contexto a las historias del día, al hacer que sea más sencillo para los periodistas y los motores de búsqueda ofrecer un contexto más basado en datos. ¿Pueden nuestros ciudadanos ser mejores ciudadanos si les damos las herramientas para comprender qué eventos en nuestro mundo son anomalías raras contra las tendencias peligrosas de las que todos deberíamos estar al tanto?

Por último, pero no menos importante, seguimos mejorando la forma en que conectamos a las personas con fuentes de información mejor acreditadas. Tan solo el mes pasado realizamos actualizaciones al posicionamiento y publicamos cambios en nuestros lineamientos de clasificación de búsqueda para ayudar a reconocer mejor los reportajes originales, al destacarlos más en la Búsqueda y aumentar la visibilidad del trabajo original.

Como parte de este esfuerzo, nuestros sistemas están buscando expresamente identificar aquellos medios que tienen más probabilidades de crear reportajes originales desde la calle y dar mayor énfasis a la presentación de su trabajo. Por lo tanto, la evolución de tecnologías como el aprendizaje automático nos permite hacer mejor esta labor, comprender los componentes y estructuras de las noticias en desarrollo, para brindar a los usuarios el contexto que necesitan. Esto continuará siendo un viaje de progreso continuo a medida que crezcan nuestras habilidades y que cambie el ecosistema de expresión. Esa misión nunca se cumplirá por completo.

Además, hace dos semanas presentamos nuevas herramientas para ayudar a los sitios web y editores de todo el mundo a tener más control sobre la información que desean que esté accesible en Google con el interés de que el trabajo de sus periodistas y sus marcas sean encontradas por su público. Hablaré de ellas con más detalle en unos minutos.

Me imagino que esta puede ser la primera vez que escuchan sobre algunas de estas características y de los detalles sobre cómo funcionan las noticias en Google. Si es así, depende de nosotros asegurarnos de que se corrijan los malentendidos comunes, algo que espero poder hacer en parte hoy.

Ahora, analicemos un tema del que se está hablando en los últimos días.

Directiva Europea
A principios de este año, la Unión Europea aprobó una nueva directiva de derechos de autor. El Artículo 15 de esa directiva otorga a los editores de prensa europeos más control sobre la reproducción y comunicación hacia el público de sus publicaciones, con excepciones que permiten el uso de hipervínculos, hechos y “palabras individuales y extractos muy cortos”.

Este verano, Francia se convirtió en el primer país en implementar esta parte de la directiva, aprobando una ley. Respetamos plenamente los derechos de autor y la necesidad de modernizarlos en el mundo digital.

También respetamos la necesidad, particularmente en estos tiempos, de mantener el acceso abierto a Internet. Eso es fundamental para el papel del periodismo en una sociedad abierta y para los roles de cada uno de nosotros como ciudadanos. Respetamos la importancia de que la Búsqueda de Google sea justa y equitativa al ayudar a los usuarios de todo el mundo a encontrar la información que necesitan.

Nos tomamos muy en serio nuestro papel de ayudar a los ciudadanos de todas las sociedades a encontrar las herramientas y la información que necesitan para ser buenos ciudadanos. Eso significa ayudar a las personas a encontrar información confiable y de alta calidad de una diversidad de fuentes: grandes fuentes tradicionales, representantes de medios globales, nuevos medios digitales, editores de noticias locales o sitios especializados en salud o alimentos. De la palabra escrita a la palabra hablada con podcasts y programación de audio.

Me maravilla la increíble variedad de jugadores que producen periodismo de calidad hoy en día; con diferentes áreas de enfoque, diferentes modelos de negocios, diferentes formas de conectarse con los lectores. Tan solo en América Latina, vemos que actores locales como Debate en México crecen para tener una de las audiencias nacionales más grandes; los actores digitales puros como Infobae se convierten en uno de los sitios de noticias más leídos en español; vemos medios centennial como La Nación siendo líderes mundiales en periodismo de datos; y nuevas empresas emergentes como Nexo Jornal en Brasil y Red/Acción en Argentina enfocados en definir una vez más la conexión del periodismo con sus lectores.

Cuando los usuarios llegan a Google, clasificamos todos esos: los miles, de hecho millones, de instancias de periodismo en línea centradas en un tema en particular, y le ofrecemos a los usuarios la mejor información con base en la relevancia de los resultados para su búsqueda en particular.

Los usuarios de Google confían en nosotros porque somos rectos, justos y equitativos al conectarlos con el trabajo proveniente de esta diversa gama de editores y periodistas.

Es por eso que no aceptamos pagos de nadie para ser incluidos en los resultados de búsqueda. Vendemos anuncios, no resultados de búsqueda, y cada anuncio en Google está claramente marcado y separado de los resultados de búsqueda reales.

Nuevamente, nunca aceptamos el pago de nadie para ser incluido en los resultados de búsqueda y no pagamos para que se incluyan enlaces en los resultados de búsqueda. Hacerlo sesgaría las opciones que debemos proporcionar. Debilitaría la confianza que los usuarios tienen en cómo funcionan las búsquedas y las noticias en Google. Estamos orgullosos de cuán profundamente confían los usuarios de todo el mundo en Google para darles las mejores respuestas a sus preguntas cada segundo del día. Es crítico que respetemos esa confianza, y más en estos tiempos tumultuosos.

Entonces, ¿cómo estamos abordando la nueva ley de derechos de autor en Europa y los derechos de los editores en línea?

Actualmente, cuando mostramos resultados de noticias, mostramos un titular, que enlaza directamente al sitio de noticias relevante. Para la mayoría de los resultados, pero no para todos, también mostramos una breve vista previa del artículo, como algunas líneas de texto o una imagen en miniatura. Estas vistas previas pueden ayudar a los usuarios a decidir si un resultado es relevante para su búsqueda y si desean hacer clic en él.

No todos los resultados de búsqueda incluyen vistas previas o necesitan vistas previas. Ha sido el caso durante varios años que nuestros principales resultados de noticias en la Búsqueda y en Google News sólo usan titulares sin vistas previas (también conocidos como fragmentos). Los titulares de las noticias son cuidadosamente escritos por los periodistas para informar al lector y atraer su interés en profundizar. Con las noticias, las vistas previas no son necesarias.

De hecho, a lo largo de los años, los editores han expresado su preocupación acerca de que las vistas previas de los resultados de noticias puedan estar revelando la historia. Los editores se mostraron satisfechos cuando realizamos esos cambios en Google News hace varios años.

Para muchas áreas de contenido, por ejemplo recetas, las vistas previas pueden ser muy útiles para ayudar al usuario a decidir en qué resultado hacer clic. La mayoría de los editores están muy conscientes de esto y realizan varias pruebas para ver la mejor manera de presentar su contenido con el interés de que sea encontrado y se acceda a él.

Cuando la ley francesa entre en vigencia, no mostraremos vistas previas del contenido en Francia para una publicación de noticias europea, excepto que ese editor explícitamente use las herramientas para decirnos qué podemos mostrar, con el fin de que los usuarios de Google encuentren sus artículos.

Si un editor acepta o no hacer disponible una vista previa y/o una miniatura, no afectará la forma en que evaluamos la relevancia de un artículo, y ciertamente no afectará la inclusión de un sitio en nuestro índice.

Lamentablemente, vi la semana pasada un comunicado de prensa de una importante asociación de medios que sugería que “no indexaríamos” a los editores que no proporcionen autorización para usar fragmentos o miniaturas. Eso simplemente NO es cierto. La indexación no se verá afectada; nuestra clasificación de relevancia y otras características del sitio no cambiarán; sólo la presentación de los resultados de los sitios variará, según la extensión del contenido de vista previa que los editores nos autorizan usar en nuestras superficies.

Aquí también hay matices que es importante entender. Google no cambiará la forma en que determina la relevancia de un documento. Pero tampoco lo harán los usuarios. Las vistas previas pueden ser útiles para que los usuarios decidan qué resultados son relevantes para ellos, en particular para el contenido que no es noticioso. Por lo tanto, los editores pueden ver los efectos del tráfico independientemente de cualquier cambio en el posicionamiento en Google. Pero de nuevo, cada quien puede decidir lo que mejor le funcione.

Hace dos semanas lanzamos las nuevas herramientas que acabo de mencionar. Las herramientas que los editores de todo el mundo pueden usar para decidir qué elementos de su contenido pueden usarse para presentar la disponibilidad de su trabajo en Google. Aunque estas herramientas pueden ser utilizadas por editores europeos, quiero dejar en claro que estas metaetiquetas están disponibles hoy para editores en todas partes.

Las herramientas proporcionan configuraciones más detalladas que los editores pueden usar para indicar si se puede usar un fragmento de vista previa y qué tan extenso puede ser ese fragmento. Los editores pueden indicar si se puede usar o no una imagen en miniatura y, en caso afirmativo, de qué tamaño podría ser la imagen en miniatura. Los editores pueden indicar cuántos segundos de un video se pueden mostrar, si es que se decide mostrarlo, antes de hacer clic para ver el video completo. Los editores pueden decidir por sí mismos qué tipos de vistas previas funcionan mejor para atraer personas a sus sitios. Reflejaremos esas decisiones en la Búsqueda y en Google News.

¿Cuánto valor aporta la Búsqueda de Google a los editores y periodistas para ayudarles a lograr su éxito?
Los editores quieren ser encontrados por los lectores. Esto siempre ha sido verdad. Es fundamental para el esfuerzo que hace cualquier editor para hacer crecer su audiencia y aumentar sus ingresos. Tradicionalmente, los editores de medios impresos hacían esto pagando quioscos para mostrar sus periódicos y revistas. Ustedes hacen esto hoy. Google ofrece este servicio de forma gratuita.

Este tráfico que impulsa Google es significativo: de hecho, son más de 24 mil millones de visitas a editores de noticias cada mes. Nueve mil visitas por segundo.

Esto proporciona un valor económico real a los editores. Deloitte estima que cada clic representa entre 4 y 6 centavos de euro para las grandes editoriales en Europa. Los editores pueden usar este tráfico para desarrollar audiencias y aumentar los ingresos por suscripciones y publicidad. Dejaré que ustedes hagan los cálculos, ya sean 5 centavos o 1 centavo. Los números son enormes.

En el frente publicitario, sí, el vasto mercado competitivo de Internet ha perturbado la industria editorial. Los comportamientos de los usuarios han cambiado.

Google también ha ayudado allí. Google proporciona herramientas publicitarias con las que los editores reciben la gran mayoría de los ingresos. La mayoría de ustedes usan nuestras herramientas del mercado publicitario. El año pasado, Google envió 14.500 millones de dólares a editores en todo el mundo.

El comportamiento de la publicidad ha cambiado de muchas maneras, pero en otras, no ha cambiado nada. Los anunciantes siempre han preferido que su mensaje se asocie con contenido relevante: como anunciar ollas junto con recetas de cocina. Pero también se ha convertido en un mercado eficiente y orientado al rendimiento. Esa eficiencia del mercado ha sido de gran beneficio para las pequeñas empresas; y es parte importante del éxito de Google. Ese ebanista en Lyon, Francia, ahora puede llegar de manera rentable a clientes potenciales en Bruselas, Berlín, Boston o Buenos Aires.

Somos conscientes del impacto que Internet ha tenido en el ecosistema editorial. Creemos que es importante que hagamos nuestra parte para permitir un futuro más sólido para las noticias. A nivel mundial, hemos contribuido tanto como cualquier otra entidad privada, si no es que más, en el futuro de las noticias.

Estamos distribuyendo cientos de millones de dólares a través de nuestras diversas iniciativas para ayudar a los editores y periodistas a desarrollar nuevas fuentes de ingresos y explorar innovaciones en la recopilación y presentación de noticias. Herramientas. Capacitación. Miles de proyectos.

Google seguirá trabajando junto con la industria de las noticias para enfrentar los desafíos y las oportunidades de las que hemos hablado hoy. Hay mucho más que podemos hacer juntos y mucho más que aprender en los próximos meses y años. Continuaremos invirtiendo en el futuro del periodismo para que pueda encontrar sus modelos de sostenibilidad independiente.

Creo que todos podemos estar de acuerdo en esto: el periodismo es mejor si es independiente en sus maneras de sostenerse. Es importante desconfiar de la dependencia en el apoyo de otros, ya sean gobiernos o intereses comerciales, o plataformas partidistas cuyo éxito puede no ser tan persistente o permanente como algunos podrían esperar.

La clave de todo lo que hemos tocado hoy es una sola palabra: colaboración. Asociarse para enfrentar desafíos como la desinformación, la evolución de los modelos de negocio y el uso de nuevas tecnologías para promover el periodismo de calidad.

Este ha sido durante mucho tiempo la esencia de nuestros esfuerzos y seguirá siendo el espíritu que aportamos a medida que avanzamos juntos.

El éxito de Google es mayor en las sociedades abiertas. El impacto del periodismo también es mayor en las sociedades abiertas. Tenemos objetivos comunes. Francamente, por eso hago el trabajo que hago. Cuando el periodismo tiene éxito, a todos nos va mejor. Estamos comprometidos con los esfuerzos que he descrito y planeamos hacer más.

Richard Gingras es Vicepresidente de Google News. En este rol, Gingras guía la estrategia de Google sobre cómo mostrar las noticias en la Búsqueda de Google, Google News y sus dispositivos inteligentes. También supervisa los esfuerzos de Google para habilitar un ecosistema saludable y abierto para el periodismo de calidad, que incluye páginas móviles aceleradas, Suscríbete con Google y varios otros esfuerzos para proporcionar herramientas para periodistas y proveedores de noticias. En marzo de 2018, Gingras anunció la Google News Initiative, un esfuerzo global que incluye $300 millones de dólares para elevar el periodismo de calidad, explorar nuevos modelos para la sostenibilidad y ofrecer tecnología para estimular la rentabilidad en las salas de redacción.

By


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *