Graduadas en psicopedagogía de UFASTA presentan protocolo para volver a trabajar

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rigen el país y en la ciudad, en el Partido de General Pueyrredón de a poco se van habilitando distintas actividades esenciales. En este contexto, varios profesionales de la Psicopedagogía han presentado a las autoridades del Partido un protocolo para reiniciar el trabajo en el área específica.

Cabe destacar que la ciudad de Mar del Plata no cuenta con un colegio profesional ni asociación que nuclee a los licenciados en psicopedagogía. En este sentido, las Licenciadas Veronica Berardi, Jesica Machado, Silvana Solari y Viviana Rodríguez asumieron el compromiso de velar por el ejercicio profesional y elevar a las áreas correspondientes un protocolo de servicio de Psicopedagogía, que aún aguarda respuesta.

Al respecto, la Licenciada Berardi expresó que: ”esta iniciativa se ha realizado con mucha responsabilidad y criterio de nuestro trabajo para elaborar un protocolo propio y distintivo de nuestra actividad. Estamos muy contentas de haberlo conseguido”. 

Las profesionales, egresadas de la Universidad Fasta, se desempeñan en el Área de Salud Mental del partido de Gral. Pueyrredón. Ellas generaron un protocolo en el que se prevén las distintas acciones en las que se desarrolla la actividad: con niños, adolescentes y adultos.

En este sentido, la Graduada de la Universidad Fasta agregó que: “Esto es vital para acompañar todas las necesidades respecto de los aprendizajes en las personas con dificultades y discapacidad. Esta necesidad no surge sólo de los pedidos de las familias y escuelas para no detener los tratamientos que se venían realizando, sino para abordar las problemáticas que van apareciendo en este momento tan especial y que hacen más difícil la continuidad pedagógica en muchos casos”.

La iniciativa tiene por finalidad distinguir la importancia de la continuidad en los tratamientos psicopedagógicos en todas las etapas de la vida.

“Creemos que es el momento de visibilizar la psicopedagogía como tal y que se conozcan sus funciones y alcance en el trabajo diario con las distintas etapas de la vida y en los distintos ámbitos de inserción, desde el área de salud mental hasta los privados. Desde allí se puede empezar a tener representatividad y estar nucleados para estar unidos y tener el reconocimiento que la profesión merece” concluyó la Licenciada.