La Docencia en tiempos de pandemia

Cada 15 de mayo se conmemora en el país el Día del Docente Universitario. En una actualidad marcada por la pandemia y el distanciamiento social, los docentes universitarios tienen la difícil misión de reconvertir sus estrategias para que el aprendizaje de los alumnos sea eficiente a través de la pantalla. 

En este sentido, la Esp Lic. Melanie Markman, Decana de la Facultad de Cs. de la Educación UFASTA, manifestó que, “además de ser docentes e interactuar con los alumnos, el mundo está atravesando una situación excepcional. Que los docentes hagan todo lo que están haciendo en estos momentos da muestra de que a pesar de que las estrategias cambian, el docente es insustituible”. 

“En una situación como la que estamos viviendo podemos darnos cuenta que la docencia en nuestra universidad va un poco más allá de la ciencia, se toman en cuenta las situaciones personales y se pone mucho empeño en seguir construyendo aprendizajes significativos conociendo las circunstancias” agregó la Decana.

Un obstáculo satisfactoriamente superado por los docentes de la Universidad Fasta fue el de la virtualización de las asignaturas de carreras presenciales. Actualmente son 1150 los docentes matriculados en aulas virtuales, quienes, en su amplia mayoría, han formado parte de las capacitaciones del proyecto de innovación a la docencia coordinado por el vicerrectorado académico.

Al respecto, Markman sostuvo que: ”la universidad hace mucho tiempo que ha propuesto la virtualización también en modalidad presencial y para ello cuenta con sistemas de capacitación permanente. Tenemos que saber que la educación en línea tiene muchos recursos y no es solo dar clases por videoconferencia, o por zoom, pensar que seguimos con la misma modalidad sería el mayor obstáculo”.

Estos recursos son claves a la hora de entablar la relación entre alumnos y docentes en este contexto. La modalidad virtual trae en su esencia una relación entre ambos que tiene barreras por superar para lograr la efectividad en el aprendizaje. Estas barreras son superadas con la innovación constante de los docentes y la implementación de estos nuevos recursos tecnológicos. “Creo que todos hemos cambiado. A quienes han elegido la modalidad presencial les ha costado un poco y se siente un distanciamiento, pero a medida que se va transitando este camino las vías de comunicación se van ampliando y la relación se va haciendo más cercana. Pensemos que no hemos tenido la oportunidad de vernos en el aula, pero tenemos recursos en la plataforma virtual que no dan la posibilidad de encontrarnos cara a cara y eso ayuda mucho” agregó.

“El desafío es ponerlo en práctica, salir adelante y ser responsable de la formación permanente. Creo que sin querer estamos favoreciendo una formación docente que cualifica a la anterior a la pandemia, que permitirá a muchos tener más opciones de ejercicio profesional en ambas modalidades, los docentes están haciendo un esfuerzo impresionante y vemos que hay un compromiso que emociona” concluyó la Decana.