Bruno Pereyra tiene 27 años y estudia Abogacía en la Universidad Fasta. Su interés por dicha carrera nació de pequeño: él está rodeado de una familia que tiene relación con las Ciencias Jurídicas y eso influyó en su inclinación por la profesión.

Al respecto, el estudiante manifestó: “ La profesión me comenzó a gustar por la familia. Tengo a toda mi familia que hace algo relacionado a las ciencias jurídicas, entonces uno de chico comienza a tener determinados gustos”.

Actualmente Bruno se encuentra cursando el cuarto año de la carrera y al mismo tiempo trabaja en un estudio jurídico de la ciudad de Mar del Plata. Al hablar de su experiencia en la Universidad Fasta solo tiene palabras positivas: “Mi experiencia en la carrera es muy buena y enriquecedora, ya sea desde la parte humana como desde la parte académica. Yo trabajo y la Universidad me ayuda mucho en eso y tiene una gran forma de acompañarme”.

“Uno ingresa a la Universidad desde el secundario, y con toda esa inexperiencia que traemos, uno viene a encarar un proyecto de vida y en ese contexto la institución nos acompaña para que nos podamos desenvolver en el mundo profesional”, agregó.

Al hablar sobre cómo se decidió a estudiar en UFASTA, el alumno de Ciencias Jurídicas comentó: “Elegí a la Universidad Fasta porque me habían hablado mucho sobre esta y me gustó: me gustó el plan de estudios, la didáctica, también conocía a algunos profesores de la carrera y a su vez tenía conocidos que venían al colegio”.

Bruno está por ingresar al último año de Abogacía y además de pensar en su presente, ya piensa en su porvenir. “A futuro aspiro ser un buen profesional y una buena persona”, concluyó el estudiante con una sonrisa al hablar de la profesión que ama.