Agustín Scenna tiene 19 años y estudia la Lic. en Kinesiología en la Universidad Fasta. Ganó la medalla dorada en su primer Juego Panamericano en Lima 2019 en la prueba 8 con timonel y es parte del seleccionado nacional de remo.

 

Al respecto de su primera experiencia panamericana expresó :”Llegaba con buenas expectativas a mi primer Juego Panamericano. Es un bote que viene corriendo desde Guadalajara 2011. En ese año hicieron plata y en Toronto 2015 hicieron bronce, así que es un bote que se trabajó bastante. Mis objetivos sin duda que siempre son dejar al país en lo más alto obteniendo una medalla y poder completar este ciclo que seguramente es mi última regata del año. Esta bien para mi porque soy primer año de categoría Sub-23 y estoy corriendo en categoría senior que son bastantes más grandes de edad y hay bastante diferencia”. 

 

Una de las alegrías de Agustín es vestir la camiseta celeste y blanca. Desde los 14 años que es miembro de la Selección de Remo:”Representar a Argentina es un orgullo. Cada vez que me pongo la remera de la selección me encanta y me eso me motiva todos los días a poder entrenar cada día más duro y poder seguir mejorando. El remo representa una parte muy importante de mi vida y siento que si miro para atrás estoy muy conforme con lo que hice y la verdad que siento expectativas para poder seguir haciéndolo bastante tiempo más. Arranqué a competir con los 14 con la selección y siempre fue algo que me generó muchas alegrías”.

 

Agustín está cursando el primer año de la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría en la Universidad Fasta, y justamente los caminos de Agustín y la Kinesiología se cruzaron hace dos años, en una situación particular: “Hace dos años descubrí que me gustaba la kinesiología cuando justamente fuí al kinesiologo. Fui porque tenía una lesión en el tendón de aquiles y la me gustó mucho el ambiente y lo que hacían. Me interesó, me informé y encontré a la Universidad Fasta, estoy muy alegre de eso.”

 

“Estoy estudiando Kinesiología y la verdad que me está gustando. La Universidad está muy buena y me siento bien. Los profesores son muy buenos y tienen en cuenta mi situación deportiva. Me gustan las instalaciones y la vida social que tiene la Universidad, hay muchas actividades extra académicas para hacer y eso está muy bueno. El ambiente es muy bueno” agregó el joven remero argentino.

 

La rutina de un remero argentino y estudiante a la vez es muy cargada. Es por eso que a la hora de organizar su tiempo, Agustín planifica su día con mucho orden: “Combino el estudio y el remo con mucha organización. A la mañana voy a entrenar, hago unos o dos turnos. Después almuerzo en mi casa, me voy para la Universidad y cuando termino de cursar me pongo a estudiar.  Me conviene llevar el estudio al dia porque no tengo los tiempos necesarios para estudiar dos semanas antes de los parciales. Me organizo para estudiar hora y media todos los días para poder seguir avanzando y reafirmar lo que explicaron los profesores”, concluyó.