En la ciudad de Mar del Plata, el Rotary Club Del Mar impulsó la Campaña “Hepatitis Cero” en el marco del Proyecto Mundial de Erradicación de Hepatitis que impulsa Rotary Internacional.

Las actividades fueron realizadas a partir del esfuerzo mancomunado entre el citado Club Rotary, la Secretaría Municipal de Salud, la Fundación Mar Del Plata Trasplante, la Carrera de Medicina de la Universidad FASTA y la Carrera de Enfermería de la Municipalidad de General Pueyrredon.

En representación de la Universidad FASTA participaron las estudiantes Antonella Norberto, Milagros Rosales Cuello, Agustina Adobbati y el Dr. Martín Zemel

Durante las jornadas, llevadas a cabo en el Corredor Saludable y la Peatonal San Martín, se aplicaron jornadas 489 vacunas para la hepatitis B y se realizaron 370 testeos rápidos y gratuitas para la detección de la hepatitis C.

La hepatitis es una enfermedad asintomática hasta sus fases más avanzadas y, por lo general, cuando la persona infectada siente los primeros síntomas, ya es demasiado tarde; a partir de ese momento, tal vez, la única posibilidad de cura sea el trasplante de hígado.

En el mundo, hay más de 400 millones de personas que portan el virus de la hepatitis B o C, pero sólo se ha diagnosticado al 5% de los casos, aproximadamente. El total de infectados con los virus B y C, en el mundo, daría para llenar 10 mil estadios como el Maracaná. Pero la gran parte de esas personas no sabe que está enferma.

Mueren, por la hepatitis C, muchas más personas que por el SIDA. Sólo en Estados Unidos, en 2015, la hepatitis C mató más que todas las enfermedades infecciosas juntas. Pero si es descubierta y tratada a tiempo, tiene cura.